Paro nacional: el 24 de enero habrá servicio de colectivos solo hasta las 19

La UTA Corrientes confirmó su adhesión a la medida de fuerza, que se extenderá hasta la medianoche. Señalaron que garantizan la circulación de las unidades durante el día para que la gente pueda asistir a las manifestaciones.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció que el próximo miércoles 24 de enero, día del paro general de la Confederación General del Trabajo (CGT),  el servicio de colectivos a nivel nacional funcionará normalmente hasta las 19, luego de lo cual se adherirán a la medida de fuerza, que se extenderá hasta la medianoche.

“La UTA se adhiere, pero trabajando hasta las 19 para que la gente tenga la posibilidad de ir a la movilización”, informó el titular de la delegación local del sindicato, José Luis Sabao, a República de Corrientes.

La medida de fuerza se tomó luego de que el Comité Central Confederal se reuniera a fines de diciembre, tras el anuncio del presidente Javier Milei del decreto de necesidad y urgencia para desregular la economía, el cual fue rechazado por los sectores gremiales al igual que el proyecto de la ley ómnibus que se debate en Diputados.

“Se trabajará hasta las 19 para que la gente pueda ir a la movilización”

JOSÉ LUIS SABAO
UTA CORRIENTES

El pasado miércoles, el plenario de delegaciones regionales de la CGT ratificó la medida y dio un respaldo “contundente y unánime a la estrategia y acción” de la cúpula cegetista, lo que representó un apoyo al paro de 12 horas, que, según se resolvió, será replicado en cada una de las provincias con protestas similares.

“Con el espíritu puesto en la tarea de facilitar la concentración y desconcentración de todos los que deseen participar y acompañar la convocatoria, se garantizará el transporte público de pasajeros hasta las 19”, sostuvo el comunicado de los dirigentes gremiales.

La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) manifestó que “el Gobierno del presidente Javier Milei pretende desregular en tiempo récord toda la economía, modificar y derogar innumerable cantidad de leyes protectivas del empleo, la salud, la educación y los derechos sociales y previsionales básicos consagrados por la Constitución, amenazando a la industria con la apertura indiscriminada de importaciones, liberando precios y tarifas”.

Añadió que los trabajadores “conocen muy bien la gravedad de la amenaza que plantean estos sectores, porque no es la primera vez en la historia del movimiento obrero organizado que es preciso luchar contra quienes quieren colonizar el Estado en beneficio de sus mezquinos intereses y arrasar con los derechos laborales y sociales”.

Añadió que “la legitimidad obtenida para ejercer el Ejecutivo mediante un proceso electoral democrático no es argumento suficiente ni justifica avasallar al Parlamento, también legitimado por voluntad popular”, y subrayó que “el Congreso debe asumir el rechazo a ambas normas y legislar, conforme su mandato, las herramientas que vuelvan a posicionar a la Argentina en la senda del pleno desarrollo nacional”. 

Deja un comentario

Scroll al inicio