Massa acordó con firmas chinas desembolsos por casi US$ 1.000 millones que se sumarán a reservas

El ministro de Economía planteó que “es importante acordar cosas que sirven para el presente pero también es importante tener mirada estratégica para el desarrollo”.

El ministro de Economía, Sergio Massa, destacó el impacto positivo que tendrán en las reservas los casi US$ 1.000 millones que recibirá el país como parte de proyectos de inversión y desembolsos de empresas chinas, durante un contacto que mantuvo con la prensa en Shanghái en el cierre de la primera jornada de la su gira por el gigante asiático que finalizará el viernes en la ciudad de Beijing.

El titular de la cartera económica destacó que en el corto plazo la llegada de esos fondos “nos alivia las reservas”, y planteó que “es importante acordar cosas que sirven para el presente pero también es importante tener mirada estratégica para el desarrollo”.

Los casi U$S 1000 millones que se sumarán a las reservas del Banco Central provendrán, en primer lugar, de la decisión del grupo chino Ghezouba de desembolsar U$S 524 millones para dar continuidad a los trabajos en la represa Jorge Cepernic, en la provincia de Santa Cruz.

A ese aporte se le sumará otra inversión de la misma empresa, en este caso por U$S 70 millones, que serán destinados a la construcción de plantas depuradoras de la firma estatal Agua y Saneamientos Argentinos (Aysa) en las localidades bonaerenses de Laferrere y El Jagüel.

Otra empresa de la República Popular China, la eléctrica State Grid, financiará el proyecto AMBA 1 para distribuir electricidad en la región metropolitana, con una inversión prevista de U$S 330 millones.

Esta última iniciativa permitirá sumar líneas de alta tensión y crear un anillo de seguridad que evite apagones en una zona en la que residen alrededor de 8 millones de habitantes, detallaron fuentes del Palacio de Hacienda.

Tras los nuevos anuncios de inversión y su impacto en el Banco Central, la expectativa oficial es que las reservas se fortalezcan en el transcurso de unas pocas semanas, en un plazo estimado en alrededor de un mes y medio.

“Hoy es un buen día porque avanzamos no solamente en los desembolsos que a corto plazo nos alivian las reservas, sino que además a largo plazo arreglan la luz de ocho millones de personas, el agua y las cloacas a 1.600.000 personas”, amplió Massa.

El ministro también habló de la necesidad de “generar más competencia” en la licitación que se prepara para el “segundo tramo” del Gasoducto Néstor Kirchner.

El primer tramo del gasoducto, construido en tiempo récord para transportar gas desde Vaca Muerta, tiene como fecha prevista de inauguración el 20 de junio próximo.

El Gasoducto Néstor Kirchner fue otra de las claves de la jornada: en su segunda reunión del día, Massa analizó con la empresa Power China la potencial participación de esa compañía en la licitación para la construcción del segundo tramo que se llevará a cabo en agosto próximo.

En los intercambios con esa compañía se resaltaron las tres variables que tendrá el proceso licitatorio a la hora de definir un ganador: las condiciones de “obra”, “tubería” y “financiamiento”, temas sobre los que conversaron el economista jefe adjunto de Power China, Ji Xiaoyong, y con el ministro Massa.

Durante las diferentes reuniones que mantuvo el ministro estuvo acompañado por el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos; la secretaria de Energía, Flavia Royon; la presidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau; el titular de Energía Argentina, Agustín Gerez, y los diputados Máximo Kirchner y Diego Sartori.

En la reunión con Power China, desde el Ministerio de Economía subrayaron a la empresa que el ganador de la licitación deberá imponerse a partir de las ventajas que pueda ofrecer en el tiempo de ejecución de la obra, en el presupuesto y en el acceso a financiamiento para llevar a cabo la misma.

Esas aclaraciones aludieron a la competencia en procesos licitatorios pero también al peso que tiene en la actividad una de las pocas empresas con capacidad para fabricar los caños que requieren ese tipo de gasoductos: el Grupo Techint.

Ya casi sobre el cierre de la tarde en Shanghái, las 18 en China – 7 de la mañana en Argentina, Massa mantuvo un encuentro con las autoridades del Grupo Ghezouba para monitorear el estado de ejecución de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner, en Santa Cruz.

Allí se repasó sobre cómo retomar el financiamiento por parte de China, una cuestión solicitada por los asiáticos en la que pidieron un informe técnico que ratificará la factibilidad del proyecto tras la aparición de una falla geológica.

Massa participó de esa reunión junto al diputado Kirchner y varios funcionarios de su equipo, entre ellos Royon y Gerez.

También asistieron el secretario de Asuntos Económicos y Financieros Internacionales y titular del Indec, Marco Lavagna, y el subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales para el Desarrollo, Leandro Gorgal.

En representación de Gezhouba estuvieron el presidente de la compañía, Liu Huailiang, y el subgerente general, You Xuhua.

En relación con las represas, Máximo Kirchner destacó lo que significarán una vez finalizadas y estimó que el proyecto “permitirá a la Argentina ampliar sustancialmente el parque de generación hidroeléctrico” al incorporar “más de 1.300 MW de potencia”.

Esto garantizará “la diversificación de la matriz energética local aportando generación limpia al sistema argentino de interconexión”, agregó el titular del PJ bonaerense en declaraciones a la prensa.

“Los acuerdos e intercambios realizados en este viaje permitirán garantizar el ritmo de ejecución de la obra con el objetivo de cumplir con las fechas previstas de finalización”, subrayó Máximo Kirchner.

Las obras de las represas -que se llevan a cabo en los parajes Condor Cliff y Barrancosa- ocuparon una parte importante del temario de la jornada, junto con otras cuestiones prioritarias como la renovación y ampliación del acuerdo de monedas (“swap”) con el gigante asiático.

Otro tema crucial es la estrategia “jurídica y operativa” que podría adoptar la entidad financiera de los Brics, el Nuevo Banco de Desarrollo, para apoyar a la Argentina.

En la comitiva que encabeza Massa evalúan las alternativas a las que podría recurrir el Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) para fortalecer al país, vía encajes de fondos que podrían servir a modo de garantía para el comercio en moneda local con Brasil, para que el Banco Central argentino no tenga que desprenderse de dólares.

En la delegación no parecen tan convencidos de la propuesta de Luiz Inácio Lula Da Silva para modificar el artículo 7 del acta de constitución del NBD, según confían sus principales miembros.

Otra opción bajo análisis sería la posibilidad de utilizar un aporte de capital del NBD para solventar el desarrollo de proyectos de un tercer país que sí integre el grupo y que esté interesado en colaborar con la Argentina.

De estos temas hablarán Massa y Dilma Rousseff, la presidenta del NBD, en una reunión que ambos mantendrán el jueves.
 

 Energía e infraestructura: destacan las primeras reuniones con empresarios chinos

Funcionarios que acompañan al ministro de Economía, Sergio Massa, en la gira por China destacaron este martes las primeras reuniones de trabajo con empresarios de ese país, en las que se abordaron distintos proyectos de energía eléctrica e infraestructura.En diálogo con la prensa, la secretaria de Energía, Flavia Royon, se refirió a los avances en la agenda con la empresa State Grid en torno al Proyecto de Ampliación del Sistema de Transporte de Energía Eléctrica (Proastee), que prevé el desarrollo de líneas de alta tensión para beneficiar hasta a 8 millones de personas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).”Va a permitir mejorar la calidad de servicio e incorporar la generación de energías renovables del sur del país, del norte y el Litoral al AMBA” con “620 kilómetros de líneas de alta tensión, una nueva Estación Transformadora (ET) y readecuaciones de otras ET”, precisó Royon.Asimismo, la secretaria indicó que se trata de “un conjunto de 20 obras con un financiamiento aproximado de US$ 1.100 millones” que apunta a “tener un acceso a la energía más competitiva por el sistema de transporte y permitirá además incorporar generación más eficiente”, agregó.Royon también acompañó a Massa en el encuentro con representantes del Grupo Gezhouba (CGGC) para trabajar sobre el Proyecto Represas del Río Santa Cruz.En tanto, Agustín Gerez, presidente de Energía Argentina, remarcó que “estos acuerdos consolidan una visión y formato de funcionamiento del país en base al crecimiento y fortalecimiento de infraestructura energética clave para el pleno desarrollo productivo”.Por su parte, la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, quien participó de la reunión con Power China en torno al financiamiento del segundo tramo del Gasoducto Néstor Kirchner, destacó el “formato de la participación pública estatal en articulación con la iniciativa privada para llevar adelante obras estratégicas para el desarrollo” como se realiza en el país asiático.En esta línea, Moreau subrayó “la importancia de las obras que van a significar mejoras concretas para distintos sectores de nuestro país”, sobre lo cual planteó que es necesario “encontrar nuestra forma particular de coordinación entre lo público y lo privado”.
 

..

Deja un comentario

Scroll al inicio