Hay 35 establecimientos educativos afectados por los fenómenos climáticos

Se realizó un relevamiento. Las es­cuelas tienen distintos tipos de da­ños, algunas están inundadas como la EFA de Paso Tala, otras sin techo. 

DENTRO Y FUERA DE LA ESCUELA DE LA FAMILIA AGRÍCOLA (EFA) PEJÚ PORÁ DEL PARAJE PASO TALA, EN PERUGORRÍA, TODO ES DESOLACIÓN E INUNDACIÓN. ALGUNOS DOCENTES REGRESAN A DIARIO Y ASÍ SE VE EL PATIO INTERNO. LA INSTITUCIÓN SUFRIÓ PÉRDIDAS DE ANIMALES DE GRANJA Y EN LAS INSTALA­CIONES.

“El agua se irá y volverá el bullicio de los alumnos y limpiaremos y haremos que nuestra querida EFA brille y sea el lugar que elegimos para enseñar y aprender. Pronto nos reencontrare­mos, nos abrazaremos fuer­te y como siempre nos dare­mos fuerzas unos a otros. La lucha recién comienza. Paso Tala no se merece esto. Tene­mos que cambiar la historia. Es nuestro compromiso”. Así lo señalan los docentes de Escuela de la Familia Agríco­la Pejú Porá de Paso Tala (Pe­rugorría) que aún continúa cubierta por la inundación, pero no pierden las fuerzas de que saldrán adelante. 

Las lluvias extraordinarias registradas entre el domin­go y el martes, en el centro y sur provincial provocaron el desborde de ríos y lagunas e inundaron toda la super­ficie. Los 500 mm caídos en pocas jornadas continúan acarreando toda una serie de consecuencias, para cien­tos de miles de pobladores; entre ellos graves daños en los establecimientos educa­tivos.

De acuerdo con un rele­vamiento realizado por la cartera educativa provin­cial, tienen identificadas 35 escuelas afectadas por fe­nómenos climáticas. Emilio Breard, director de Infraes­tructura Escolar dijo que “en Bella Vista, Santa Lucía y Santo Tomé, hay estable­cimientos que resultaron destruidas o con daños de diferentes niveles, desde vo­ladura de techos hasta caída de ramas, como consecuen­cias de tornados o vientos fuertes que azotaron a esas localidades”.

“Luego tenemos las que están bajo agua, inundadas o aisladas, como consecuen­cia de las lluvias persisten­tes, como en parajes como Batel en Goya o Paso Tala en Perugorría”.

El funcionario hizo hin­capié en “la dificultad de abordar los problemas en algunas escuelas debido a las inundaciones que impi­den realizar relevamientos”. Breard explicó en declara­ciones a Continental Co­rrientes que la misma em­presa de mantenimiento se encarga de las escuelas en ciudades como Bella Vista, pero en zonas rurales se re­quiere la subcontratación para realizar reparaciones de manera más inmediata. “La extensión territorial de la provincia complica la po­sibilidad de desplegar cua­drillas de trabajo de manera eficiente. Además, el tempo­ral afectó la parte eléctrica, lo que generó la necesidad de reparaciones urgentes”. Actualmente, “se está tra­bajando intensamente en localidades como Bella Vis­ta, Mercedes, Goya, la costa del Uruguay y los caminos rurales para normalizar la situación”.

Deja un comentario

Scroll al inicio