Ascienden a 174 los muertos por los disturbios en un partido de fútbol en Indonesia

Al menos 174 personas murieron, entre ellas 17 niños, y otras 300 resultaron heridas a raíz de los disturbios registrados en el estadio de Kanjuruhan, en la región javanesa de Malang, Indonesia, tras un partido de fútbol entre el Arema FC y el Persebaya Surabaya, cuando las fuerzas de seguridad respondieron a una invasión de campo con el uso de gases lacrimógenos que ocasionaron una enorme estampida humana.

El gobernador adjunto de la provincia, Emil Dardak, confirmó la actual cifra de muertos en una conferencia de prensa recogida por Kompas TV, citó la agencia de noticias Europa Press.about:blank

Además, el número de heridos ya ronda los 300, según el portavoz de Protección Civil de la provincia, Budi Santoso, en declaraciones recogidas por la agencia DPA

La mayoría de los niños fallecidos tenían entre 12 y 17 años, según el portavoz del Ministerio de Empoderamiento de la Mujer y Protección Infantil, Nahar.

El inspector general jefe de la Policía de Java Oriental, Nico Afinta, señaló que las protestas estallaron tras la derrota del Arema FC contra su adversario, según recoge al medio local Suryamalang. Los aficionados del equipo perdedor saltaron al campo de juego con la intención de demandar explicaciones por el resultado.

Anfinta afirmó que los guardias de seguridad tomaron medidas preventivas y de distracción para que “el caos no escalara” lo que incluyó el uso de gases lacrimógenos.

Deja un comentario

Scroll al inicio