Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_top position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_bottom position below the menu.

Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_bottom position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_top position below the search.
Provinciales

La Cámara Argentina de Publicaciones presentó El Libro Blanco de la Industria Editorial Argentina 2017, con datos cerrados del año 2016. Concluyen que el sector editorial argentino ha vendido menos y tiene mayores costos de producción. En el Nea, con 4.915.603 de habitantes, solo existen 75 librerías

Por tercer año consecutivo, la Cámara Argentina de Publicaciones publica un informe detallado sobre el sector editorial.


Señala que entre 2015 y 2016 se produjo una caída del 15% en la producción, tanto de títulos como de ejemplares totales, y de un 12% en las ventas del mercado privado, de las editoriales comerciales. Pero al incluir la caída de las ventas al sector público (en 2016 no hubo compras de literatura infantil para aulas y bibliotecas, sólo hubo compras oficiales de textos escolares), tenemos una caída total de ventas de libros del 25% en ejemplares o 24 % a valores constantes, por el importante peso que esas ventas públicas significaban (pasaron del 14% al 1% de las ventas totales).

 

Por otra parte, al liberarse las restricciones a las importaciones de libros, que rigieron entre 2010 y 2015 en Argentina, estas han aumentado fuertemente, aunque no han llegado todavía a recuperar los niveles del 2011. Destacan que el impulso mayor de este aumento está dado por las importaciones industriales, en particular de libros con ISBN extranjero (aumentaron casi 9 veces). Estas corresponden a ediciones internacionales, en muchos casos de libros de manuales y textos para la enseñanza de idiomas. Las importaciones industriales de libros de ISBN argentino han aumentado también, aunque en menor medida, un 36%. La razón principal de las mayores importaciones industriales está dada por los altos costos argentinos.

 

A su vez, las importaciones comerciales, es decir las que vienen en menores cantidades para ser distribuidas en el país y así contribuir a la bibliodiversidad de oferta sólo aumentaron el 13%.

 

En resumen, concluyen, el sector editorial argentino atraviesa una coyuntura de menores ventas y mayores costos de producción, que han desplazado producciones nacionales hacia el exterior, pero al mismo tiempo, sostienen, se deben analizar los problemas estructurales de los altos costos (que están relacionados con la carga impositiva histórica, más que con la inflación del último año), que dificultan las exportaciones, pero que de corregirse, ampliarían el mercado de tal forma que la industria local podría tener el horizonte de crecimiento necesario, tanto para poder competir en los mercados mundiales, como para poder aprovechar las nuevas tecnologías que ya están al servicio de los editores globales

Visítanos en Facebook!! Mejores Noticias