Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_top position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_bottom position below the menu.

Sample Sidebar Module

This is a sample module published to the sidebar_bottom position, using the -sidebar module class suffix. There is also a sidebar_top position below the search.
Internacionales
COR020717-030F01.JPG
Un hombre abrió fuego en el local Power Lounge, ubicado en la ciudad estadounidense de Little Rock. Se desconocen los motivos del ataque.

Al menos 28 personas fueron heridas, 25 de ellas por armas de fuego, durante un tiroteo que tuvo lugar la madrugada de ayer en una discoteca de Arkansas, sur de Estados Unidos, afirmó la Policía local, que abrió una investigación. La Policía de la ciudad de Little Rock precisó inmediatamente en su cuenta de Twitter que no se trata de un “incidente vinculado al terrorismo”.

“Aparentemente es una disputa durante un concierto”, que se desarrollaba en el club Power Ultra Lounge de Little Rock, afirmó la Policía, que en un primer momento había hecho referencia a 17 víctimas tras el tiroteo ocurrido hacia las 2.30 de la mañana (7.30 GMT).

Algunas horas más tarde, la institución tuiteó que el número de heridos se elevaba a 28, entre ellos tres personas que no fueron heridas por los disparos. Ninguno se halla en estado grave y “TODOS sobrevivirán”, dijo la misma fuente. “El problema de la criminalidad que padece Little Rock parece agravarse”, lamentó el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, quien denunció una “tragedia absurda” y prometió la ayuda del estado.

Tiroteo en hospital

Un médico murió y seis personas resultaron heridas durante un tiroteo el pasado viernes en un hospital de Nueva York, informó el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, quien agregó que el tirador se suicidó. El autor de los disparos fue un médico que había trabajado en ese centro, añadió De Blasio, sin dar información sobre los motivos del ataque, aunque descartó un acto terrorista. De acuerdo con el alcalde, una doctora murió a causa de los disparos.

El jefe de la policía de Nueva York, James O’Neill, indicó a su vez que cinco personas están graves, y la sexta recibió una herida menor en una pierna. Los heridos graves están “luchando por sus vidas”, indicó De Blasio. El tiroteo comenzó poco antes de las 15 locales (19 GMT) en el Bronx-Lebanon Hospital, un gran sanatorio con más de 1.000 camas situado en uno de los sectores más frecuentados de este distrito del norte de la ciudad de Nueva York.

Visítanos en Facebook!! Mejores Noticias