Un muerto, 16 evacuados y 1600 asistidos fue el saldo que dejaron las lluvias en Entre Ríos, donde el gobierno activó un comité de emergencia para atender a las familias damnificadas, mientras Epidemiología previno sobre la presencia de ofidios en las costas como consecuencia de la creciente de los arroyos, informaron fuentes oficiales.

Un hombre murió tras ser arrastrado por las aguas del arroyo Gómez, en Santa Elena, en el departamento de La Paz, al que cayó este viernes cuando transitaba por la zona en medio del temporal.

 

Se trata de Lucio Cardozo, de 46 años, cuyo deceso fue confirmado por efectivos policiales tras un operativo de búsqueda, según fuentes de Defensa Civil.


Desde el Ministerio de Desarrollo Social precisaron que las tareas de contingencia se realizan en forma articulada con los municipios para "ayudar y asistir permanentemente a las familias afectadas por las inclemencias del tiempo y las crecidas de arroyos en distintas zonas de la provincia".

 

"Hay una asistencia directa con módulos alimentarios, colchones, nylon, zapatillas, ropa y otros elementos de primera necesidad", dijo Laura Stratta, titular de Desarrollo Social.

 

En tanto, el gobierno provincial y las fuerzas de seguridad trabajan en forma articulada, por lo que se activó un comité de emergencia sanitaria.

 

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, acordó con la titular de Salud, Sonia Velázquez, el despliegue de agentes sanitarios en zonas rurales y sectores urbanos afectados. Se espera que para las próximas horas el clima mejore.