foto: De un botellazo, le fracturaron un pómulo a chica de 16 años

Ocurrió al finalizar una fiesta de “Halloween” en Pueblo Libertador, donde se originó una pelea. Su vista no estaría comprometida.

Una ado­les­cen­te de 16 años, re­si­den­te de Pue­blo Li­ber­ta­dor, su­frió la frac­tu­ra del pó­mu­lo de­re­cho du­ran­te una pe­lea que se sus­ci­tó en el mar­co de una fies­ta or­ga­ni­za­da por es­tu­dian­tes se­cun­da­rios. La me­nor fue agre­di­da de un bo­te­lla­zo, por lo que de­bió ser lle­va­da de ur­gen­cia ha­cia la lo­ca­li­dad de Go­ya, pa­ra que fue­ra hos­pi­ta­li­za­da.

El he­cho se pro­du­jo al­re­de­dor de las 5, cuan­do es­ta­ba fi­na­li­zan­do una fies­ta por No­che de Bru­jas, que los es­tu­dian­tes se­cun­da­rios lle­va­ron ade­lan­te en una can­cha de Fút­bol 5. Es así que, a la ho­ra se­ña­la­da, se pro­du­jo una pe­lea que ini­ció por­que un gru­po de en­tre tres y cin­co hom­bres ma­yo­res de edad, ha­brí­an in­ten­ta­do vol­ver a en­trar al even­to, a pe­sar de que ya es­ta­ba fi­na­li­zan­do. De­be se­ña­lar­se que ha­brí­an in­ge­ri­do be­bi­das al­co­hó­li­cas, lo que em­pe­o­ró la si­tua­ción.

Es así que, los or­ga­ni­za­do­res, que eran ado­les­cen­tes, va­le acla­rar, les di­je­ron que ya no po­dí­an en­trar. An­te la ne­ga­ti­va, es­tas per­so­nas co­men­za­ron a dis­cu­tir, por lo que se pro­du­jo un for­ce­jeo y pos­te­rior­men­te, una pe­le­a.

Se­gún se in­di­có, uno de los su­je­tos que ha­bría in­ten­ta­do in­gre­sar, arro­jó una bo­te­lla ha­cia un jo­ven que es­ta­ba en­tre los or­ga­ni­za­do­res del fes­te­jo. No obs­tan­te, es­te mu­cha­cho pu­do es­qui­var el ele­men­to con­tun­den­te, que ter­mi­nó por al­can­zar la ca­ra de la mu­cha­cha de 16 años y le pro­du­jo una he­ri­da de la que co­men­zó a ema­nar im­por­tan­te can­ti­dad de san­gre, de­bi­do a que se tra­ta de una zo­na sen­si­ble.

An­te ello, se so­li­ci­tó la pre­sen­cia de la Po­li­cí­a. Al ver que se tra­ta­ba de una le­sión gra­ve, fue lle­va­da ha­cia el hos­pi­tal go­ya­no “Ca­mi­lo Mu­nia­gu­rria”, pa­ra ase­gu­rar­se de que no pier­da la vis­ta. El tra­ba­jo de los mé­di­cos fue des­ta­ca­ble, ya que lo­gra­ron que, a pe­sar de la tre­men­da frac­tu­ra, el ojo no se vie­ra com­pro­me­ti­do.

Arres­tos
En ese mar­co, los agen­tes de la lo­ca­li­dad, pri­me­ra­men­te de­mo­ra­ron a cin­co per­so­nas. Lue­go de al­gu­nas ave­ri­gua­cio­nes, tres de és­tos su­je­tos con­ti­nua­ron de­te­ni­dos. Des­de la ofi­ci­na de pren­sa, se in­di­có que un apre­hen­di­do es de ape­lli­do Fre­di de 20 años, otro tie­ne 25 y fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Fer­nán­dez. mien­tras que un tal Var­gas, de 35 años, fue el ter­cer de­te­ni­do.
Se­gún se in­di­có, es­tos no se­rí­an re­si­den­te de la lo­ca­li­dad, si­no que son tra­ba­ja­do­res que fue­ron a re­a­li­zar la ins­ta­la­ción de an­te­nas, y en ese mar­co acu­die­ron a la fies­ta.

Lo cier­to es que se los vin­cu­ló a una cau­sa muy gra­ve: ten­ta­ti­va de ho­mi­ci­dio. De­be se­ña­lar­se que, has­ta el mo­men­to, no hu­bo de­nun­cia, si­no que el ex­pe­dien­te fue ini­cia­do de ofi­cio.

Es así que, mas allá de la frac­tu­ra, afor­tu­na­da­men­te la me­nor po­drá re­cu­pe­rar­se, se di­jo. Al res­pec­to, es de se­ña­lar que usua­rios de re­des so­cia­les que re­si­den en la lo­ca­li­dad, in­di­ca­ron que la Fuer­za po­li­cial ca­re­ce de al­gu­nos ele­men­tos esen­cia­les, lo cual tie­ne sus efec­tos ne­ga­ti­vos a la ho­ra de ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad. Se in­di­có que, apa­ren­te­men­te, los dos pa­tru­lle­ros con los que cuen­ta, no es­ta­rí­an en con­di­cio­nes de ser usa­dos y que, ade­más, fal­ta per­so­nal po­li­cial.

Re­cla­mo de la co­mu­ni­dad
En ese sen­ti­do, des­de Fa­ce­bo­ok, hu­bo va­rias per­so­nas que re­cla­ma­ron el re­gre­so del an­te­rior co­mi­sa­rio de la lo­ca­li­dad, Die­go Agui­rre, quien, jun­to a su her­ma­no Pa­blo, fue des­ta­ca­do por el com­pro­mi­so de su la­bor; lo que re­per­cu­tía en la se­gu­ri­dad de la co­mu­ni­dad.

Época. 

Comparte esta nota
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Noticias y el mundo