MN Radio Online

A pesar de los esfuerzos gubernamentales para solucionar el conflicto y el compromiso de pago de las deudas por parte de las concesionarias del transporte, “la medida continúa por tiempo indeterminado”.

Foto: LT7 Radio Corrientes

La huelga se sintió en toda la provincia. Los choferes sumaron demandas, impidiendo una solución inmediata. En Corrientes se empezó a escribir ayer un nuevo capítulo en el conflicto que mantienen los empresarios del transporte urbano con los empleados del sector.
A pesar de que se dictó la conciliación obligatoria, el paro fue total en todo el territorio correntino. Los esfuerzos de los funcionarios provinciales por acercar a las partes no tuvieron éxito porque los choferes persisten en cobrar los compromisos salariales adeudados e incluso ayer se conoció que sumaron otras demandas, las que profundiza las diferencias y confirman que “la medida continúa por tiempo indeterminado”.
Desde que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Corrientes hizo el anuncio de la medida de fuerza, el Gobierno provincial, a través de la Subsecretaría de Trabajo, buscó conciliar en el conflicto que es estrictamente del sector privado. No obstante, los intentos quedaron en vano porque los empleados de las empresas de transporte no se conformaron con la promesa de pago de los montos de acuerdo con la escala nacional del sector, la que se haría efectiva el mañana.   
La medida de fuerza fue total en todo el interior. En Ituzaingó, Curuzú Cuatiá y Santo Tomé los colectivos circularon en las primeras horas de la mañana pero luego dejaron de hacerlo. En tanto, en la capital, los únicos que recorrieron las calles fueron las unidades del servicio interprovincial. Y lo hicieron con custodia policial. 
El subsecretario de Trabajo de la Provincia, Jorge Rivolta, reconoció que desde el viernes buscan destrabar el conflicto. Aseguró que las condiciones estaban dadas para que el paro no se concrete porque los empresarios estaban dispuestos a liquidar los pagos pero la UTA, presionada por una línea interna, persistió en la medida.
“La medida es por tiempo indeterminado”, aseguró el titular de la UTA de Corrientes, Rubén Suárez. La frase despierta incertidumbre en los usuarios porque cuesta entender que, a pesar de la intención de pago, el paro será hasta cuando ellos lo decidan. Incluso ayer trascendió que sumaron un nuevo reclamo: percibir un porcentaje que no estaba en la negociación inicial y que incluso no era contemplada en la demanda del cumplimiento de la escala salarial nacional. 
El conflicto se profundizaría porque en el empresariado no cayó bien que hayan sumado otros reclamos cuando ya estaba asegurado el cumplimiento de las demandas iniciales. Es decir que los reclamos van en escalera. Anoche, incluso, al cierre de esta edición se conoció una carta de familiares de los empleados en la que denunciaban públicamente los problemas de salud que padecen los choferes (en su mayoría son hombres). El escenario es similar al de noviembre del año pasado y todo indica que vuelve a reflotar una interna en la UTA.
Todo esto se da con una conciliación obligatoria que no se cumple. Los choferes reclaman pero se niegan a ajustarse a derecho. En ese sentido, Rivolta advirtió que habrá sanciones económicas y admitió lo complejo que es superar la situación por la negativa del sindicato. Sin embargo, se desconoce la cifra.
Por las posturas de ambas partes –patronal y empleados–, el paro se extenderá hasta el miércoles por lo menos, si es que la UTA accede a prestar servicio una vez que se liquiden las deudas y se cumplan los montos de la escala nacional. Si se siguen sumando reclamos, el horizonte es oscuro porque los empresarios no quieren aflojar su postura ante nuevas demandas.
Rivolta sostuvo que medió para evitar el paro y lamentó la postura de la UTA porque “el sector empresario ha solicitado un plazo hasta el miércoles o jueves para hacer el pago” debido a que, tras reuniones con la Municipalidad y el Gobierno provincial, se decidió un aporte dinerario importante por parte del Estado para destrabar el conflicto, dijo el funcionario. “Lo que ocurrió el viernes fue algo histórico: los empresarios garantizaron  el 100 por ciento del reclamo salarial, con  carácter remunerativo”, señaló el subsecretario.
Un chofer de la empresa Silvia advirtió, en declaraciones a LT7 Radio Corrientes, que “de continuar, saldremos a la ruta a parar los servicios que vienen de otras partes del país para que nuestros reclamos se escuchen”. 
Los fondos reclamados en principio estarían depositados mañana o a más tardar el jueves, según los empresarios. Desde la UTA quieren plata en mano en vez de promesas y alientan a los suyos a mantenerse firmes, mientras van sumando nuevos reclamos. 

Comparte esta nota
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Noticias y el mundo