En la represa de Itaipú se constató la presencia de un ejemplar de surubí y otro de dorado que fueron marcados electrónicamente en la represa de Yacyretá. Desde el inicio del proceso de marcación es la primera vez que se registra una distancia recorrida tan extensa por las especies.

Los profesionales de la División de Depósito de Itaipú tuvieron a finales de febrero dos registros inéditos de peces marcados en la central hidroeléctrica binacional de Yacyretá, ubicada en la frontera de Argentina con Paraguay.

Los animales recorrieron alrededor de 480 km entre la salida de los elevadores de Yacyretá hasta la toma de agua del Canal de Piracema de Itaipú, donde se registraron.

 

Los peces, un surubí pintado (Pseudoplatystoma coruscans) de 73 cm y un dorado (Salminus brasiliensis) de 42 cm, fueron marcados a finales de 2017 a la altura de los ascensores para peces, de la planta de Yacyretá.

 

La pareja utilizó el ascensor de Yacyretá, subió el Canal de Piracema y fue registrado nadando hacia el embalse de Itaipú por medio del sistema de monitoreo electrónico (pit-telemetría), utilizado desde 2009. Entre la marca y el registro, el pintado nadó por 83 días y el dorado por 75.

 

La marcación electrónica de los peces comenzó a ser hecha en Yacyretá en 2013. Fueron 80 peces, pero ninguno llegó al Canal de Piracema. En 2017, otra campaña fue hecha, siendo marcados 668 peces de 18 especies migratorias de larga distancia. Dos de ellos fueron registrados en febrero.

 

"Estos registros demuestran la amplia capacidad natatoria de estas especies", explica Maurício Adames, de la División de Depósito. Para él, el Canal da Piracema funciona como un "corredor de biodiversidad" capaz de promover la conservación de estas especies a través del flujo génico entre las poblaciones situadas aguas abajo y aguas arriba de la represa de Itaipú 

No hay texto alternativo automático disponible.