Comunicado del gobernador Valdés

El brote de coronavirus de Brasil empeoró el miércoles y pronto podría tener el segundo mayor número de casos en el mundo, ya que el ministerio de Salud reportó 888 nuevas muertes, sobre un total de 18.859 y casi 20.000 nuevas infecciones en una solo día.

El recuento de casos confirmados de Brasil ahora supera los 293.000. El lunes, Brasil superó a Gran Bretaña para convertirse en el país con el tercer mayor número de infecciones y registró un récord diario de 1.179 muertes el martes.

 

 

El presidente Jair Bolsonaro viene siendo ampliamente criticado por su manejo del brote. El mandatario rechazó durante mucho tiempo las medidas de distanciamiento social, argumentando en cambio la reapertura de la economía.

 

También hizo apología de un medicamento contraindicado por la OMS, la cloroquina, usado contra la malaria, como un posible remedio para Covid-19, a pesar de las advertencias de los expertos en salud.

 

Ayer, el ministerio de Salud hizo oficial nuevas pautas para un uso más amplio de estos medicamentos contra la malaria en casos de coronavirus leves.

 

El ministro interino de Salud, Eduardo Pazuello, un general del ejército en servicio activo, autorizó el protocolo modificado para promover el uso temprano de cloroquina e hidroxicloroquina.

“Estamos en guerra. Peor que la derrota sería la vergüenza de no pelear ”, tuiteó Bolsonaro sobre la decisión del gobierno de presentar las drogas sin pruebas de su efectividad.

 

Gonzalo Vecina Neto, el ex jefe del regulador de salud de Brasil, Anvisa, calificó las nuevas medidas como una “barbarie” que podría causar más daño debido a los peligrosos efectos secundarios potenciales de la droga.

 

“No tiene evidencia científica”, dijo Vecina Neto a Reuters. “Es increíble que en el siglo XXI, estemos viviendo del pensamiento mágico”.

Comparte esta nota
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

La imagen puede contener: texto

Noticias y el mundo