Seguí todos los detalles del traspaso de mando presidencial

foto: Congreso: Cambiemos no logró aprobar el proyecto Ficha limpia

Fue porque la oposición no dio quórum. El oficialismo sesionó en minoría con encendidos discursos contra la corrupción

Finalmente, tal como se preveía, fracasó la sesión especial pedida esta semana por Cambiemos en la Cámara de Diputados de la Nación para tratar el proyecto de “Ficha limpia”, que busca impedir que los condenados por corrupción en segunda instancia puedan presentarse a cargos electivos.

La iniciativa había obtenido dictamen en agosto, pero ante la falta de acuerdo entre el aún oficialismo, el kirchnerismo y el peronismo para incluirlo en el temario del plenario de ayer, cuando se trató ley de Alquileres, la ley de Góndolas y unos 70 proyectos consensuados sin disidencias, Cambiemos había pedido una sesión especial para hoy a las 11.

Sin embargo, no logró reunir el quórum necesario de 129 diputados presentes, ante la negativa del Frente para la Victoria (FPV) y otros bloques opositores de bajar al recinto.

Desde el Frente para Victoria, el presidente del bloque mayoritario, Agustín Rossi, había dicho en declaraciones a la prensa ayer que estaban “dispuestos a bajar” si Cambiemos habilitaba la discusión para incluir otros delitos, no solo los de corrupción como prevé el dictamen de mayoría, sino también los de lavado de dinero, fraude comercial, evasión fiscal y cuentas en paraísos fiscales.

“Nosotros presentamos nuestro dictamen incluyéndolos. Queremos que, además, se contemple como falta ética grave que imposibilite ser electo a quienes tienen cuentas offshore, pero Cambiemos no quiere incluirlo. Solo contemplar delitos contra la administración pública nos parece insuficiente”, afirmó.

Sin embargo, no lo hicieron, y la sesión fracasó porque luego de media hora de espera, a las 11:30, solo había 86 diputados presentes y 171 ausentes.

Solo bajaron al recinto los diputados de Consenso Federal Graciela Camaño, Marco Lavagna y Alejandro Snopek; los salteños Pablo Kosiner y Javier David, y el cordobés Juan Brugge, de Argentina Federal; el socialista Luis Contigiani; los dos puntanos que responden a Adolfo Rodríguez Saá, Karim Augusto Alume Sbodio y Victoria Rosso; y Alfredo Olmedo, de Salta Somos Todos, que fue el primero en pedir la palabra y lamentar que no pudiera llevarse a cabo la sesión por la ausencia de la mayoría de la oposición.

El miembro informante por el oficialismo de la sesión de minoría fue el diputado del PRO Pablo Tonelli, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, que defendió el dictamen de mayoría aprobado en agosto para impedir que personas condenadas en segunda instancia por delitos de corrupción puedan presentarse a cargos electivos.

Recordó que actualmente no pueden ingresar a la Administración Pública o un cargo en el Estado quienes tiene procesos judiciales abiertos en la Justicia por delitos dolosos, aun antes de ser condenados, y que “para llegar a una condena firme hay que esperar a que se expida la Corte Suprema, y aguardar décadas”. También mencionó que por una norma impulsada por el kirchnerismo, los procesados por delitos de lesa humanidad no pueden ser candidatos.

Tonelli además destacó uno de los ejes que se repitió en casi todos los discursos: el artículo 36 de la Constitución Nacional que equipara los delitos por corrupción contra el de sedición, y considera que “atentan contra el sistema democrático”.

Por último, Tonelli enumeró todos los países que tienen una normativa similar, comenzando por Brasil, de donde el proyecto local tomó el nombre de “ficha limpia”, y que fue el que inhabilitó a Inacio “Lula” da Silva a presentarse como candidato a un nuevo mandato presidencial por tener procesos abiertos en su contra por corrupción. Mencionó también a Chile, Uruguay, México, Perú, El Salvador, Honduras y España.

A continuación, su colega Silvia Lospennato, una de la impulsoras del tema desde hace cuatro años y autora del proyecto que tuvo dictamen en 2017 y perdió estado parlamentario, destacó que esta vez la discusión haya llegado al recinto. “Hoy estamos un poco más cerca para llegar a esta media sanción. Hace dos años, ni siquiera llegó al recinto”.

También, al hacer referencia a la manda constitucional tras la reforma de 1994 de “equiparar la corrupción a los delitos más graves por poner en riesgo la democracia”, recordó las intervenciones de dos constituyentes de ese momento: Antonio Cafiero, abuelo de Santiago Cafiero, mano derecha de Alberto Fernández y número puesto para convertirse en el futuro jefe de Gabinete, y Horacio Rosatti, actual miembro de la Corte Suprema.

“Si queremos conservar esta forma de gobierno, debemos combatir la cleptocracia” y “sin ética, no hay democracia y vuelve el autoritarismo”, fueron dos de las frases pronunciadas por Cafiero en la Constituyente de 1994 y recordadas este mediodía por Lospennato. “Al sistema democrático se lo ataca cuando dentro del mismo sistema se cometen actos de corrupción”, fue la otra intervención de Rosatti que leyó en el recinto la legisladora.

Con medio recinto poblado por los diputados de Cambiemos y medio recinto vacío por la ausencia del FPV, el peronismo, la izquierda y diputados de varias provincias, la nota discordante con los discursos de Cambiemos la dio Camaño, quien cuestionó al Gobierno por la convocatoria “sabiendo” que no iba a haber quórum. “Todos sabíamos que veníamos a dar discursos. Si hubieran querido tratar el tema, hubieran forzado incluirlo en la sesión de ayer”, afirmó.

También cuestionó que Cambiemos se vaya del Gobierno “con una Oficina Anticorrupción totalmente cuestionada” y sin cumplir con las expectativas de transparencia que había prometido en la campaña. “En algún momento entraron a jugar los intereses propios para proteger a diputados con procesos penales”, advirtió en referencia a Aída Ayala, la diputada radical chaqueña procesada por presunto lavado de dinero cuya detención pidió la Justicia.

“No están de este lado del recinto los buenos, y del otro los corruptos. La corrupción es un tema humano. Hay gente honorable en ambos lados", afirmó.

Su intervención generó una fuerte réplica de Elisa Carrió quien, en su último discurso como diputada nacional, cuestionó a la vicepresidente electa Cristina Kirchner y a su ex ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y destacó los avances hechos en el gobierno de Cambiemos en materia de corrupción.

Justo antes, le había respondido a su vez a Camaño el presidente del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, quien señaló que en la sesión especial de ayer solo se podían incluir los temas previamente acordados, y que el de “ficha limpia” no tuvo consenso del principal bloque opositor.

“No buscamos una ley contra alguien, buscamos una ley a favor de una moral administrativa que es absolutamente contraria a la corrupción”, destacó Negri en alusión a las objeciones del kirchnerismo de que se trataba de un proyecto destinado a impedir la candidatura de Cristina Kirchner y otros ex funcionarios de la anterior gestión.

Negri también destacó una serie de proyectos aprobados por el Parlamento que implican que “ya retroceder va a ser imposible” en materia de transparencia y lucha contra la corrupción. Y mencionó la Ley de Acceso a la Información Pública, la sanción de Responsabilidad Penal de Personas Jurídicas, la ley del arrepentido y la media sanción a la extinción de dominio.

En la Cámara baja estaba presente Gastón Marra, uno de los impulsores de la campaña de recolección de firmas a través de la plataforma Change.org que motorizó el tratamiento del proyecto de “Ficha limpia” y que reclamó su aprobación antes de que pierda estado parlamentario el 10 de diciembre.

El martes, Marra junto a la periodista Fanny Mandelbaum y otros impulsores de la iniciativa hicieron entrega de las 310.000 firmas a un grupo de diputados de Cambiemos, y luego se reunieron con Negri y Lospennato, de donde surgió el compromiso del presidente del interbloque de convocar a la sesión especial de hoy.

Entre los que recibieron las firmas en favor del tratamiento del proyecto esta semana, estuvo Luis Petri, uno de los varios que reconocieron públicamente –al igual que Negri, Marcela Campagnoli, Graciela Ocana y Camaño– “el esfuerzo hecho por más 300.000 ciudadanos que firmaron para que el Congreso trate la iniciativa”.

En su discurso, Petri se refirió también a las “ausencias” en el recinto. “No tenemos ningún problema en discutir la ampliación de delitos a incluir en el proyecto, pero este era el momento de discutirlo”, advirtió. Tras lo cual, agregó: “No borramos con el codo siendo gobierno lo que reclamamos en materia de transparencia cuando éramos oposición”.

“Cuando se cometen hechos de corrupción, se vulneran todos los derechos. Porque fondos que estaban destinados para proteger esos derechos terminaron en bolsillos de funcionarios inescrupulosos”, agregó el vicepresidente segundo de la Cámara. “Si la corrupción es sistémica, iba a costar vidas de argentinos inocentes”, enfatizó, y recordó la tragedia de Once y las inundaciones de La Plata. “Por eso, es necesario que establezcamos todos los remedios para atacar la corrupción y que todos los partidos políticos lo hagamos como política de Estado”, concluyó Petri.

Comparte esta nota
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Noticias y el mundo