Feria del Libro de las Pasiones. Predio Costa Surubi - Mario Ernesto “Pacho” O´Donell.

COR250619-015F01.JPG

Se trata de la demanda de un fondo originado en la estatización. Así, la causa continuará bajo jurisdicción de Nueva York.

a Corte Suprema de Jus­ticia de los Estados Unidos resolvió ayer que el juicio de un fondo buitre contra la Argentina, por la expro­piación de la petrolera YPF, deberá juzgarse en los tri­bunales de Nueva York, en una demanda que podría costarle US$3.000 millo­nes al país. Así, el tribunal rechazó una solicitud para que esa demanda se diri­miera en tribunales argen­tinos. La máxima instancia judicial se negó a tomar el caso, dejando en firme fallos de tribunales inferiores para tramitar la demanda en te­rritorio estadounidense. La causa -en la que el país po­dría ser condenado a pagar unos 3.000 millones de dó­lares- comenzará su proceso en uno de los tribunales del distrito sur de Manhattan, a cargo de Loretta Preska, una jueza de primera instancia que ya falló en contra de los intereses de la Argentina hace tres años.

La Corte Suprema es­tadounidense dijo que no acepta el pedido de la Ar­gentina de analizar la de­manda iniciada por la nacio­nalización de la petrolera, que fue expropiada en 2012, luego de que la entonces presidenta Cristina Kirchner envió un proyecto que fue aprobado por el Congreso.

Esto significó un revés para la estrategia judicial puesta en marcha por el país, encarada por los abo­gados que representan los intereses locales, tanto de la petrolera como del Esta­do argentino. La estrategia había sido diseñada por el procurador del Tesoro, Ber­nardo Saravia Frías, y por Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, director de YPF y uno de los principales nexos del Gobierno con los tri­bunales argentinos, según fuentes cercanas a la causa. Ambos funcionarios habían viajado a Nueva York para estar allí cuando se conocie­ra la decisión de la Justicia estadounidense, que una vez más volvió a poner a la Argentina contra las cuerdas en un juicio mul­timillonario.

El Gobierno había pre­sentado un recurso de certiorari (proceso judicial para buscar la revisión judicial de una decisión de un tribunal inferior o una agencia administrativa) ante la Corte Suprema, en el que planteó la falta de ju­risdicción de los tribunales norteamericanos. Antes de tomar esta decisión con­tra la estrategia argentina, el máximo tribunal esta­dounidense le había pedido opinión al solicitor general (equivalente al procurador argentino) de los Estados Unidos, Noel Francisco, quien se expresó en contra del país.

ANTECEDENTES

En julio de 2018 la Corte de Apelaciones para el se­gundo circuito, con sede en Nueva York, desestimó el argumento del Estado ar­gentino y de YPF de que la jurisdicción estadounidense estaba obstaculizada por la inmunidad soberana de Ar­gentina, considerando que la expropiación fue una de­cisión comercial.

Comparte esta nota
0
0
0
s2smodern
powered by social2s

MN Radio Online

 

Noticias y el mundo